Lagunas de Zempoala, Mexico

Lagunas de Zempoala, Mexico

lunes, 20 de abril de 2015

Tips para apoyar en casos de enfermedad

En momentos de enfermedad todos crecemos, tanto quien la padece como quien lo acompaña. Y el aprendizaje está directamente relacionado con el crecimiento.
Aprender de la enfermedad es el reto, entender que no es tu enemiga es el  fin, asumirla es el camino.

Ayer curucuteando por allí encontré unas anotaciones que hice en un taller que dictó Senosalud, antes de iniciar trabajo social en el Hospital Luis Razetti  con pacientes con cáncer  y quiero compartirlas con ustedes por si en su entorno hay alguien que esté padeciendo una enfermedad, cualquiera que sea, comprometa o no la vida:

Es importante saber que NO AYUDA lo siguiente:
  • Decir que comprendes si no has pasado por una situación similar
  • Decir a la persona lo que puede o no hacer
  • Pretender que piense como nosotros y empujarlo a tomar la decisión que consideramos correcta
  •  Hacer lo que hacen los demás basado en que es lo "que se acostumbra"
  • Buscar justificación a lo ocurrido
  • Empeñarse en animar o tranquilizar al paciente, porque solo necesita saber que lo escuchan.
  • Quitarle importancia a lo sucedido hablándole de lo que le queda
  • Intentar hacerle ver ventajas donde no las hay
  • Usar frases hechas
 SI AYUDA lo siguiente:
  • Usar las reglas del buen oyente
  • Dejar de hablar
  • Demostrar que quieres escuchar
  • Evitar distracciones cuando lo escuchas
  • Ser empático
  • Ser paciente. No interrumpir el discurso
  • Mantener la calma
  • Evitar discusiones y críticas
En resumen,  ayuda hasta donde tu corazón te pida  y no hasta donde tu razón te exija , centrarse en la conducta y no en  la persona, enfatizando el "que" de la conducta y no el "por qué".
Simplemente acompaña....

jueves, 2 de abril de 2015

Para tu niño Interior

Relacionado con la anterior entrada, invitandoles a dejar prevalecer el corazón sobre la razón y sobre todo conectarnos con el niño que fuimos, les copio este lindo video.

"Apaga tu Razón, La Brújula es el Corazón"

Les copio unas palabras de Don Lauro, un chamán  mexicano que forma parte del documental Creer es Crear.  Son palabras  al pueblo mexicano como descendientes de los Mayas, pero en realidad son palabras dirigidas a todo el planeta. En el video, a Don Lauro se le quiebra la voz al decir este doloroso mensaje:
Estamos destruyendo nuestros bosques, nuestros ríos, nuestros mares y estamos destruyendo nuestros dioses. Al destruir nuestros dioses estamos destruyendo a nuestras deidades, nos estamos destruyendo como humanidad. Ya es tiempo que despertemos a la luz, a nuestras matrices, a quienes somos, a dónde vamos y qué queremos, recordemos que la madre tierra respira, nosotros respiramos, nuestros árboles respiran, nuestra casa respira, todo es  viviente, lo sabemos, entonces volvamos a despertar esa conciencia, no importa de que religión seamos, recordemos que todos somos mayas, que todos somos esa  matriz, esa madre, ese padre, ese amor, esa creación.
Hoy es día de creación, creemos espacios positivos, creamos en nuestro corazón, volvamos a creer en nosotros, que si somos esa arquitectura del cielo, que somos esa cultura, volvamos a entrar en esa cultura de amor, a nuestra armonía, a nuestra paz, a nuestra alegría. recordemos que si ese sueño es una realidad, haremos sueños mas maravillosos.
Trabajemos hacia el despertar de la conciencia, hacia lo natural, hacia el rompimiento de nuestros sistemas de creencias, que nos distorsionan lo realmente importante dejándonos gobernar por el ego y apartándonos del corazón. Nuestros sistemas de creencias nos hacen sentir que si no tenemos dinero no somos nadie, que debemos perseguir el poder hasta alcanzarlo, que los niños no saben, que debemos controlar a los demás, que los indígenas son ignorantes, que la mujer es el sexo débil, que el sexo es pecado, que Dios castiga, que el ser humildes nos hace débiles, que debemos alimentarnos de carne, que el sacrificio de nuestra ecología se justifica en la satisfaccion de nuestras necesidades, que debemos competir para ganar, que los hombres no lloran, que las lágrimas son muestras de debilidad, que debemos obedecer a nuestros mayores, que si decimos lo que pensamos nos creerán locos....
A los niños no les pasa eso, ellos en su pureza actúan desde el amor,  desde el corazón; el ego no se ha desarrollado en ellos de la forma como existe en el adulto. El ego de los niños gira en  sentirse merecedores de atención, en una autovaloración sana.  En cambio el nuestro  es en verdad un yo falso. Mientras mayor es nuestro ego, nos sentimos mas grandes e importantes que los demás, nos hace arrogantes y soberbios, crueles. Mientras mas grande es nuestro ego, mas insensibilizados somos de las cosas mas importantes. Nos vuelve inconscientes ante la vida, se interesa solo por sí mismo. Nuestro ego esta alimentado por el sistema de creencias que nos ha acompañado siempre.

Hace unos meses mi hija Laura mostraba unas fotos irracionales a un pequeño y querido niño que conocimos en Nirgua. El niño  viendo las imagenes  se agitaba y empezó a  decir con mucho ahínco que no entendía, que qué era eso  y se movía de un lado para otro, como si estuviera tratando de entender el disparate de la imagen. Mi hija riendo tocó su cabeza girando allí un botón imaginario como si apagara el pensamiento del pequeño niño. Sorprendentemente el niño respiró y dijo con alivio ¡Gracias! Y entonces hizo su comentario de Luz en mas o menos estas palabras.

"La mente se pone nerviosa y se confunde, en cambio el corazón nunca se pone nervioso, por  eso es que  es mejor escuchar al corazón que a la mente"

¿ Como puede haber tanta sabiduría en un niño de 7 años? Pues es la sabiduría natural, con la que todos nacemos y que hacemos a un lado al hacernos adultos para  dejar prevalecer la razón sobre el corazón.

Entonces, para finalizar,  la invitación es a aprender a escuchar el corazón para lograr el despertar de la conciencia.


Apaga tu razón, la brújula es el corazón..... Y el amor no está lejos
LA BRUJULA, GABRIEL AURY